diciembre 10, 2023

GN Noticias

GNNoticias – Noticias Globales optimizadas por Inteligencia Artificial.

Descubre por qué la Tierra se alejará del Sol en julio y qué consecuencias trae

A principios de julio la Tierra alcanzará su distancia máxima respecto al Sol: ¿Qué está pasando y cuáles son las consecuencias?

Fecha: 1 de julio de 2023, 07:00 GMT-6

En los próximos días, la Tierra se encontrará en su punto más alejado del Sol, conocido como afelio, cuando se ubicará a una distancia máxima de aproximadamente 152 millones de kilómetros de nuestra estrella central en el Sistema Solar.

¿Cuándo ocurrirá exactamente el afelio en 2023? El 6 de julio a las 20:08 UTC marcará el momento en que la Tierra alcanza su máxima distancia respecto al Sol. Este fenómeno, que se repite anualmente, despierta fascinación y plantea numerosas interrogantes. Aquí te contaremos por qué sucede y qué consecuencias conlleva.

La Tierra describe una órbita elíptica alrededor del Sol a lo largo de su recorrido anual de 365 días. Esta teoría fue formulada por el astrónomo alemán Johannes Kepler, contemporáneo de Galileo Galilei, quien demostró que las órbitas planetarias son elípticas y no circulares.

La forma elíptica de la órbita terrestre implica que en cierto momento del año, nuestro planeta se encontrará más alejado del Sol, mientras que en otro momento estará más cerca. El punto de máxima cercanía se denomina perihelio y se alcanza a principios de enero, cuando la Tierra se acerca a su distancia mínima de 147 millones de kilómetros respecto al Sol.

En cambio, el punto de máxima distancia se llama afelio, término introducido por Kepler, quien utilizó la palabra griega «apo» que significa «lejos de» y «helios» que significa «Sol». En julio, a principios de mes, la Tierra estará aproximadamente a unos 152 millones de kilómetros de distancia respecto al Astro Rey.

Podría parecer extraño, pero la sucesión de las estaciones no está vinculada a la distancia entre la Tierra y el Sol. La diferencia entre 147 y 152 millones de kilómetros no tiene influencia en el cambio de estaciones y es imperceptible para los seres humanos.

Entonces, ¿cómo se explica que, a pesar de alcanzar el afelio a principios de julio, estemos en pleno verano en el hemisferio norte? En el hemisferio sur, por el contrario, se encuentra en invierno. La respuesta radica en la inclinación de nuestro planeta con respecto a los rayos solares.

La Tierra completa su órbita elíptica alrededor del Sol con una inclinación de aproximadamente 23° con respecto a la perpendicular al plano de la órbita. Esta inclinación hace que las diferentes regiones del planeta sean alcanzadas por los rayos solares de manera variable a lo largo del año.

En el verano del hemisferio norte, los rayos solares llegan con una menor inclinación y durante más tiempo, mientras que en el hemisferio sur ocurre lo contrario. Esto determina la sucesión de las estaciones y da lugar a momentos astronómicos destacados, como los equinoccios y solsticios.

En resumen, a principios de julio, la Tierra alcanzará su distancia máxima respecto al Sol. Aunque esto no influye en el cambio de estaciones, es un fenómeno interesante que nos invita a reflexionar sobre la complejidad y belleza del Sistema Solar en el que habitamos.

Fuente: Meteored Argentina