junio 21, 2024

GN Noticias

GNNoticias – Noticias Globales optimizadas por Inteligencia Artificial.

Crecimiento Económico en Honduras: Clave para el Progreso Social

Crecimiento Económico en Honduras: Clave para el Progreso Social

En Honduras, la conversación en torno a la economía se centra en una cuestión crucial: cómo lograr el crecimiento económico necesario para mejorar el bienestar de su población.

En el último año, las estimaciones del Producto Interno Bruto (PIB) de Honduras oscilan entre 3% y 3.5%. Sin embargo, a pesar de este crecimiento, el país se enfrenta a un desafío de magnitud: una tasa de pobreza que alcanza el 64.1%, con más de dos millones de personas luchando contra la dificultad para encontrar empleo.

Los analistas coinciden en que para un cambio positivo y significativo en los indicadores sociales de Honduras, se necesita un crecimiento económico anual del 6%-7% durante un mínimo de diez años. Retrotrayéndonos al bienio 2006-2007, el PIB de Honduras creció un 6.6% y un 6.2% respectivamente.

Otro hito se logró en 2021 cuando, tras una contracción del 9.5% en 2020 debido a la crisis, el PIB creció un histórico 12.5%.

Para lograr un crecimiento sostenible, es imprescindible contar con estabilidad financiera. Se recomienda también una inversión significativa en salud, educación, seguridad e infraestructura, alineada con políticas que favorezcan la producción interna.

En áreas rurales, especialmente, la producción agrícola y la generación de empleo son aspectos fundamentales que pueden marcar una diferencia significativa en la economía.

Agricultura y empleo rural en la lucha contra la pobreza

A medida que se fortalece la producción agrícola y se generan empleos en el campo, se establece una base firme para la economía nacional. Esto no sólo alivia la pobreza sino que también contribuye a un desarrollo económico que se traduce directamente en una mejora de la calidad de vida y bienestar social.

En 2022, el PIB per cápita de Honduras fue de 80,918.60 lempiras, reflejando un crecimiento de 8,521.50 lempiras en comparación con el año previo. Según la CEPAL, el bienestar de un país se puede determinar examinando la diferencia entre la tasa de crecimiento y la tasa de crecimiento poblacional.

Para reducir la pobreza y mejorar el bienestar, es esencial que el crecimiento del PIB vaya de la mano con la generación de empleo. Las políticas económicas deben dirigirse hacia la creación de oportunidades de trabajo que permitan a la población acceder a una vida más estable y segura.


El debate sobre el estado económico de Honduras pone en evidencia la necesidad urgente de estrategias efectivas para fomentar un crecimiento constante que impulse el progreso social y la reducción de la pobreza.

La tarea no es sencilla, pero con las políticas adecuadas y un enfoque sostenido en el desarrollo a largo plazo, Honduras puede caminar hacia un futuro de mayor prosperidad y bienestar para todos sus ciudadanos.