junio 21, 2024

GN Noticias

GNNoticias – Noticias Globales optimizadas por Inteligencia Artificial.

¿Tu empleador cambió las reglas del trabajo remoto? Descubre qué hacer ahora


¿Qué hacer cuando tu empleador cambia las reglas sobre el trabajo remoto?

(CNN) — Si organizaste tu vida en torno a un trabajo totalmente remoto o incluso a uno híbrido altamente flexible durante los últimos tres años, puedes sentirte molesto si tu empleador decide cambiar las reglas sobre el trabajo remoto y exigir o hacer cumplir una mayor asistencia al lugar de trabajo.

Cuando eso sucede, los empleados se enfrentan a una decisión difícil.

En mayo, AT&T anunció que estaba reorganizando sus oficinas y exigiendo que los gerentes vayan al menos tres días a la semana, según un informe de Bloomberg. Esa decisión significó que algunos gerentes que viven cerca de una oficina que está cerrando tendrán que mudarse o renunciar.

“Si quieren ser parte de la construcción de una gran cultura y entorno, serán parte de estos ajustes y cambios. Otros pueden decidir, dada la etapa de la vida en la que se encuentran, que quieren ir en una dirección diferente”, dijo el CEO de AT&T, John Stankey.

Mientras tanto, el nuevo CEO de Farmers Insurance Group les dijo a los empleados que ya no quiere que trabajen de forma remota a tiempo completo; más bien, le gustaría que la mayoría de ellos estuvieran en la oficina tres días a la semana. Esto, a pesar de que la compañía previamente les había dicho a los empleados que la mayoría de ellos trabajarían de forma remota a tiempo completo, según The Wall Street Journal.

Y esta semana, Google —que despidió a 12.000 empleados de forma poco ceremoniosa en enero— indicó que podría considerar el incumplimiento persistente de un empleado con su obligación de presentarse tres días a la semana en la oficina como una huelga en su revisión de desempeño. Además, según CNBC, también dijo que espera que los empleados que trabajan de forma remota a tiempo completo consideren trabajar en un horario híbrido si viven cerca de una oficina de Google.

Los cambios de política impopulares pueden tener un costo

Las razones que la mayoría de los CEO ofrecen cuando piden más tiempo cara a cara en el lugar de trabajo es la necesidad de mantener la cultura, estimular la colaboración y orientar mejor a los empleados jóvenes.

Incluso si la investigación basada en datos respaldara esas afirmaciones —no lo hace— esos argumentos pueden no tener efectos en los empleados que han estado haciendo bien su trabajo desde que comenzaron a trabajar de forma remota a tiempo completo o parcial en 2020.

“Hay un gran cambio de paradigma que es difícil de aceptar para muchos líderes porque no es así como crecieron en el mundo laboral”, dijo Caitlin Duffy, directora de investigación de recursos humanos en Gartner Consulting. “Si quita flexibilidad y lo hace por razones que no tienen sentido para los empleados o el negocio, no le darán lo mejor de sí y puede dañar su confianza en usted”.

Gallup emite una advertencia similar.

“Hemos visto a algunos empleados sentir que su empleador cambió las reglas del juego cuando esperaban más flexibilidad remota de la que ofrece su nueva política”, dijo Ben Wigert, director de investigación y estrategia para la gestión del lugar de trabajo en Gallup.

En esa situación, los empleados molestos pueden irse, si no de inmediato, antes de lo que lo hubieran hecho de otra manera.

Qué hacer si te enfrentas a una decisión difícil

Algunos empleados que se oponen a los nuevos requisitos de sus empresas para el trabajo presencial pueden protestar o sindicalizarse.

Pero por razones pragmáticas, muchos no harán ninguna de esas cosas. En cambio, verán al nuevo edicto como una opción no deseada frente a la que hay que decidir: cumplir o renunciar.

Si te encuentras en esa situación, la coach profesional Octavia Gordema, autora de «Prep, Push, Pivot: Essential Career Strategies for Underrepresented Women», sugiere tomarte un descanso antes de tomar una decisión.

Ella dice que intentes averiguar dos cosas. Primero, ¿qué es lo mejor para tus intereses y los de tu familia? Y segundo, ¿puedes argumentar ante tu jefe por qué tanto la empresa como tú podrían beneficiarse si se te permite seguir trabajando de forma más flexible?

“Utiliza tu inteligencia comercial y tu inteligencia emocional”, dijo.

Para averiguar cuáles son tus verdaderos no negociables en esta situación frente a las cosas agradables, Gordema recomienda hacerse una serie de preguntas:

¿Qué representa para tu trabajo actual?

Dado todo lo que ha cambiado en tu vida desde 2020, ¿tu papel sigue siendo el más adecuado para ti?

¿Cuánto tiempo llevas en tu puesto de trabajo?

Según los comentarios que has recibido, ¿cómo evaluarías tu desempeño?

¿Qué necesitas para hacer tu mejor trabajo?

¿Es tu trabajo actual un trampolín hacia otra cosa?

¿Eres el principal sostén de tu hogar?

¿Cuáles son los mejores y peores escenarios si cumples con la nueva política? ¿Cuáles si renuncias?

¿Hay un resultado intermedio?

¿Cómo se está desempeñando financieramente tu empleador?

¿Existe la posibilidad de que la empresa se embarque en una fusión o reduzca costos y despida personal en los próximos meses?

Si no quieres renunciar, habla con tus jefes. Ellos sabrán mejor cuáles de sus responsabilidades pueden realizarse mejor a distancia que in situ, explica Duffy. También pueden saber qué margen de maniobra tendrá cada división de la empresa a la hora de aplicar la nueva política.

Con esa información, haz una propuesta que beneficie a la empresa y que, al mismo tiempo, te permita disfrutar de parte o de toda la flexibilidad de la que has disfrutado hasta ahora.

«Presenta argumentos sólidos centrados en tu eficacia, productividad y resultados. Céntrate en el trabajo», afirma Gordema. «Como en todo, siempre es inteligente ser un solucionador de problemas. Haz que sea una conversación positiva».

– Catherine Thorbecke, de CNN, contribuyeron a este reportaje.

Fuente: CNN en Español
Enlace: https://cnnespanol.cnn.com/2023/06/09/que-hacer-empleador-cambia-reglas-sobre-trabajo-remoto-trax/